jueves, marzo 5

Soledad:


En noches como esta en que pareciera que las cosas carecen de sentido y sin evargo cada cosa se encuentra en su lugar, aun la soledad se acomoda junto a mi, mirándome con una sonrisa sarcástica susurrándome al oído “me necesitas” se mofa de mi desgracia, lamento que ayer con ironía en un arranque de locura le dije adiós, ya no te necesito. Extendiendo mis brazos a ti, tu que me inquietabas con el olor de tu piel, el rose de tus manos me doblegaba, con una sonrisa me hacías sentir que todo estaba bien, con un susurro siempre tenias la razón, con una caricia me hacías olvidar de todo y no importaba que el mundo a mi alrededor se desmoronara, tu eras mi mundo, la fantasía se confundía con la realidad, eso sin mencionar el sin fin de emociones encontradas al roce de nuestros cuerpos, los cuales parecían tan completos en esos momentos en los cuales simplemente vivíamos. Ahora en este lugar rodeado de gente, me encuentro solo, vuelve a mi soledad, lamento lo que un día te dije, fue una locura, ven y ocupa el lugar que siempre a sido tuyo, no me ocultes tu mirar, no me mires de esa manera, lo siento, yo soy tuyo y tu eres mía. Soledad.

W.s.

1 comentario:

  1. Tan tuya...
    y yo tengo la mía.

    Y además sueño.


    Un beso.

    ResponderEliminar